Tarjetas de Crédito en Bolivia

Competidores desafían a líderes tradicionales del mercado y captan negocio en el financiamiento con tarjetas



Las tres entidades líderes por volumen de financiamiento en el negocio de Tarjetas de Crédito en Bolivia mantienen su dominio al cierre del primer semestre del 2018. Pero otros competidores les desafían y ganan puntos de market share mediante intensas acciones comerciales.

Según el Estudio del Mercado de Tarjetas de Crédito y Débito en Bolivia el mercado ha crecido un 15.8% anual en volumen de crédito vinculado a tarjetas en el país al cierre del primer semestre del 2018.

Los referentes tradicionales (Banco BISA S.A., Banco Nacional de Bolivia S.A. y Banco Mercantil Santa Cruz S.A.) mantienen el dominio con el 51% del total de financiamiento de tarjetas entre los tres, aunque cediendo alto de terreno (el año previo gestionaban casi el 55%).



Lo anterior se explica por el buen desempeño de los competidores medianos y pequeños. Si bien las 13 entidades relevadas han crecido en volumen nominal de financiaciones en los 12 meses evaluados, algunos competidores destacan. Tal es el caso de Banco Económico S.A. (+27%); Banco Fassil (+44%) o Banco Prodem (+89%). Asimismo, jugadores como Banco Fortaleza y Banco Ecofuturo (que manejan carteras sensiblemente menores a la de las entidades líderes) muestran sin embargo captaciones con tasas anuales superiores al 150% anual.

Desde el sector explican que aranceles y requisitos demandados por las empresas muchas veces desincentivan la adquisición del servicio de tarjetas entre los pequeños y medianos comerciantes, pero que diversas iniciativas impulsadas desde las autoridades regulatorias gradualmente van incrementando la adopción. Por ejemplo desde la ASFI se han realizado varias campañas para difundir las ventajas del pago con tarjetas de débito en comercios destacando la inexistencia de costo ni recargo adicional, los menores riesgos que portar dinero en efectivo, la eliminación de un importe mínimo de compra y las posibilidades para el comerciante de que las tarjetas puedan ser utilizados en promociones y descuentos.

A lo anterior hay que sumar las iniciativas comerciales y promocionales de los competidores del sector, que desde hace varios trimestres muestran mayor intensidad y redundan a mediano plazo en más alternativas y mejores productos para el cliente final. Todo planteado en un mercado de tarjetas como el de Bolivia en el cual potencial de negocio por ser captado es aún enorme.

Tarjetas de Crédito y Débito en Bolivia: Investigación de Mercado en profundidad

Ver más

¿Qué desea analizar?

Contacto