Créditos de Consumo crecen en Costa Rica

Costa Rica - Enero 2018

El financiamiento de consumo en Costa Rica crece un 10.3% anual (neto de inflación) de acuerdo al agregado de colocaciones que los competidores han efectuado en este segmento hasta el cierre de Noviembre 2017.


Más de USD 1000 millones se ha incrementado el agregado de la cartera de consumo de las 45 entidades relevadas de acuerdo a sus colocaciones hasta el cierre de Noviembre 2017, lo que implica un avance nominal internanual del 13.1% medido en moneda local.

Los cinco primeros emisores por volumen de cartera (BANCO POPULAR, BAC CREDOMATIC, CAJA ANDE BANCO NACIONAL DE COSTA RICA y COOPENAE) muestran todos ellos crecimientos anuales en sus negocios. Y salvo BANCO POPULAR, todos han podido además captar market share neto de mercado en los 12 meses analizados.

El negocio de tarjetas de crédito ya tiene más de 2.5 millones de tarjetas en circulación (considerando titulares y adicionales) y un saldo de deudas de 1.2 billones de Colones si se toman en moneda local los saldos en Colones y también los saldos en USD.

El nivel de calidad de cartera se mantiene relevativamente estable, con ratios promedio para el mercado del 7% de morosidad (tomando préstamos con atrasos de hasta 90 días). Aunque si se considera el ratio de morosidad ampliada, casi un 12% del total del financiamiento al consumo tiene algún tipo de demora en sus pagos.


Respecto del perfil de los competidores, son los bancos privados quienes gestionan la mayor parte del negocio con casi 1.3 millones de titulares de tarjetas, seguidos por los bancos públicos con 0.3 millones de tarjetahabientes únicos. También cooperativas y emisores no bancarios compiten e incluso han irrumpido en el negocio en los últimos trimestres con propuestas fintech que a mediano plazo tienen potencial para masificarse.

Por otra parte, el nivel promedio de tasas de interés sigue mostrando el tradicional diferencial de la banca privada, con la mayoría de los emisores de este segmento cobrando tasas de 40% a 50%, mientras que la banca pública posiciona su estrategia de pricing en un promedio del 25% a 35%.


Investigaciones de Mercado


Rankings y análisis de competencia