Estudios BSLatAm

Ver estudios disponibles

Reportes especiales de inteligencia de negocio de banca y seguros


Bancarización y acceso a Servicios Financieros en Argentina Investigación de Mercado

Ver más


Banco Central permite a los menores de edad no emancipados tener una cuenta bancaria

Argentina - Enero 2017

Para fomentar la bancarización, desde ahora todos los menores de 18 años que sean autorizados por un adulto podrán tener una cuenta personal, recibir fondos y operar como si fueran grandes. Extraer plata del cajero automático, pagar con su tarjeta de débito en comercios y hacer transferencias inmediatas desde la PC o el celular serán algunas de las alternativas a su alcance.

El requisito será que su papá, su mamá o algún otro mayor que lo represente vaya a un banco que ofrezca estas cuentas -que serán gratuitas- y pida abrir la caja de ahorro especial para chicos, que tendrá al adulto como titular hasta que el chico cumpla 18 años.

En ese momento, al alcanzar la mayoría de edad, la cuenta se convertirá una caja de ahorros normal cuyo titular puede pasar a ser el menor, quien era su representante legal o ambos a la vez.

Otra característica de las cuentas para chicos es que los adultos podrán fijarle un máximo diario de gasto y podrán controlar online todas las transacciones que el niño realice.

"Con este nuevo sistema, menores de edad entre 12 y 17 años podrán operar mediante una tarjeta de débito, realizando transferencias, compras y extracciones por cajero o ventanilla, con límites que serán fijados por los padres", explican en el Banco Nación. Y confirmaron: "Estamos trabajando para que esté operativo en lo que resta de enero".

En otras grandes entidades bancarias aún no tienen una fecha de lanzamiento definida para el producto, pero confirmaron que están trabajando en el tema.

"Hoy la edad mínima para ser cliente de nuestro banco es de 18 años, pero estamos trabajando en el desarrollo de estas cajas de ahorro, que bajarán el piso a 13 años", comentaron en el Banco Santander Río. "Estaremos ofreciendo una cuenta que les permita a los menores realizar extracciones, compras y pagos. Podrán operar por Online Banking en transferencias, pagos y consultas de saldo", prometieron.

La idea es que los medios electrónicos reemplacen a las viejas alcancías para fomentar el ahorro de largo plazo. Por eso, está previsto incluso que los menores puedan "invertir". Según comunicó el Banco Central, los padres también podrán autorizar a sus hijos a "operar con cuentas de ahorro en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA)". De esta manera, el valor de lo depositado se va actualizando día a día al ritmo de la inflación y mantiene su poder de compra.

Hasta ahora, los únicos medios de pago electrónicos que estaban a disposición de los chicos eran las extensiones de tarjetas de crédito y las tarjetas de débito recargables. Desde hace algunos años, la mayoría de los bancos permiten emitirlas a nombre de menores a partir de los 13 años. El Banco Itaú, en tanto, ofrece una caja de ahorro especial llamada "Cuenta Vínculo" que se puede abrir a nombre de los chicos y con control adulto a partir de los 14 años para que ahorren y puedan pagar con débito.


Fuente:
Clarin

Información relacionada:
Bancarización y acceso a servicios financieros en América Latina Investigación de Mercado

Material online:
Adopción de servicios financieros como porcentaje de la población adulta por país en América Latina